Es una tecnologìa utilizada principalmente para las soluciones farmacéuticas. Entre las soluciones farmacéuticas que se pueden envasar tenemos: soluciones inyectables, antibióticos, gotas para los ojos, soluciones para infusiones, para diálisis, para irrigaciones y para hemo filtración. Además de esta aplicación principal, esta tecnología se ha utilizado también para envasar zumos frescos de frutas, bebidas sin gas, leche y varios cosméticos, incluyendo las cremas.

La primera fase del proceso comienza con la extrusión de un tubular de plàstico semifundido que se llama parison.

En la fase sucesiva el parison se encierra dentro del molde y se obtiene el moldeo del envase mediante soplado con aire estèril comprimido o usando el vacìo o bien usando los dos mètodos. El envase toma la forma de la cavidad en el molde. La parte superior del envase producido està abierta, todavìa en estado de semifusiòn hasta que se llena y se sella el envase.

La pròxima fase es el llenado del envase desde arriba (el plàstico en la cùspide del envase està todavìa semifundido). Las boquillas de llenado entran por la cùspide del envase y lo llenan. Estas boquillas se han diseñado y construido para facilitar la limpieza y la esterilización automáticas. Las boquillas además tienen la función de soplar las botellas y también dar una vía de escape al aire contenido en el envase, que sale durante su llenado. El proceso de llenado se puede llevar a cabo bajo flujo de aire filtrado estéril, para evitar la contaminación. El soplador crea un flujo de aire estèril con una presiòn variable ajustable automàticamente para mantener una velocidad constante del aire segùn la situaciòn. El flujo de aire estèril se convalida a una determinada presión; que se mantiene constante a travès de un dispositivo automàtico.

La fase siguiente es el sellado de la cúspide del envase, aún abierta y en estado de semifusiòn. Se comprime la cúspide entre los cabezales de los moldes; consiguientemente, la parte superior del envase se forma, se sella y al mismo tiempo se enfría. El resultado es un envase sellado herméticamente.

Las fases finales son la eliminación de los residuos, recortar los envases y sacarlos de la màquina. Todo el proceso BFS y corte de los residuos dura entre 10 y 18 segundos, según el tipo y el tamaño del envase.
La ventaja principal del proceso BFS es que el envase se moldea. se llena rápidamente y se sella automáticamente en un ambiente protegido sin la intervenciòn humana.

18

max seconds

El suministro de CIP – SIP automàticos y facilidades para probar “en sito” la integridad del filtro.
El sistema SYFPAC® ha sido diseñado para ejecutar el CIP en automàtico y eliminar los rastros del producto anterior antes de llenar otra soluciòn. Los paràmetros cruciales para el CIP son la presiòn, la temperatura y el nùmero de ciclos de lavado; estos paràmetros pueden ser ajustados despuès de un estudio adecuado de validaciòn. Igualmente el SYFPAC® posee ademàs la possibilidad de llevar a cabo la esterilizaciòn automàtica en sito de toda la vìa de llenado, la vìa del aire estèril para el parison, y la vìa del aire para el soplado y el tanque de soluciòn incluyendo los filtros. Existe tambièn la facilidad de secar los filtros automàticamente y de mantener la esterilidad de la màquina con la presurizaciòn del circuito completo utilizando aire comprimido estèril. Ademàs la integridad de los filtros se puede probar “in sito” aplicando un equipo externo para esta prueba.